¿Puede ignorarse la economía del conocimiento?

 

La reciente imposición del IVA a la informática replantea el viejo debate entre política y tecnología.

 

El polo argentino esta tan dibujado como el de Manaos. En realidad las tecnologías informativas siempre han sufrido la oposición de los poderes establecidos y tradicionales.

 

Gutemberg algo supo del tema y Lutero también. Es probable que si suprimimos la red telefónica y volvemos a los mensajeros de 12 años que describía Dickens suprimiríamos gran parte de la desocupación infantil, pero vale la pena exactamente eso.

 

Los políticos tienen un promedio de 60 años de edad

.Son una generación migratoria hacia la ciencia y la tecnología.Cultivan con esplendorosa alegría el monopolio de la ignorancia.

 

Hay excepciones claro esta, pero pocas.

El análisis de Gutiérrez, precursor hace años del modelo informático para el desarrollo destaca el asunto.

 

continúa ->