ENTRE RIOS, NACE EL DIA DEL VETERANO DE LA GUERRA CONTRA BOTNIA

 

Por Edgardo Arrivillaga

 

 

Hoy nació el Día del Veterano de la guerra contra Botnia. Es un veterano sin bajas reales ni amputaciones pero no deja de ser un vet. Cinco años de lucha creyendo que el gobierno hablaba en serio para despertarse con la amarga realidad .Alberto Iribarne no pudo embarrar la cancha .La cuota Hilton de la señorita Evangelina  solo despertó   ese sacudón  pulsional que tienen los europeos cuando ven carne cobriza al alcance de la mano. Y el error de los descendientes de los  vascos saladeros urquizistas fue creer que el gobierno hablaba en serio.

 

Los  amargos de siempre sabíamos que la doctora  Cerrutti luchaba en aras de su jubilación  y que la panoplia ecologista era débil frente a una realidad escuetamente jurídica.

Prever riesgos ambientales a diez años ante el máximo tribunal  de las Naciones Unidas  era tan frágil como  pensar que la recuperación de los galeones españoles hundidos en el Caribe harán tambalear  en una década el precio del oro sudafricano.

 

No conocían tampoco  a los K extractivistas que vienen de una provincia petrolera.

 

Si el Uruguay, que empezó la tala para la celulosa durante la presidencia de Sanguinetti  con avisos publicados acá en Ámbito Financiero ,hubiese coparticipado el negocio de la celulosa con nuestro país, nada de esto hubiese pasado.

Si el señor Busti no hubiese querido una maceta más grande que su casa la pastera se hubiese instalado sosegadamente en nuestro país. Junto con las catorce menores y penosamente  contaminantes que ya tenemos.

 

Algunas del recientemente fallecido Víctor Massuh.

El primero en introducir políticamente el tema ecológico en la Argentina  fue Perón en 1973 cuando firmó un documento omnicomprensivo en donde incluía a la ecología porque la veía venir como una corriente europea que se sustentaba en fuerzas sociales concretas.

No era Cohn Bendit sino Peccei, el Club de Roma, el  capitán de caballería y patrón de la FIAT,   Agnelli   quienes  se   lo habían anticipado; además de su habilidad para detectar con adelantamiento de ajedrecista de estado mayor lo que realmente viene.

 

También el Vaticano le había perfeccionado la cosa.

El relato como dice la Catita Nacional.

Se enfrentó pero solo  intelectualmente en la época con Rogelio  Frigerio quien con la frialdad de un reescapado intelectualmente del marxismo  sostenía implacablemente  que primero venía el desarrollo de la estructura productiva, luego la salud, finalmente la salvación de las almas.

 

Pero K no es Perón, es ágrafo en muchas cosas como la mayoría de los políticos argentinos actuales sean estos liberales o peronistas.

La burraquería  borbónica los unifica y el momento es bueno para subrayarlo en su estremecido grito de gerifaltes acongojados que esperan   estrenar un Bicentenario en que  falta España.

 

Falta el oponente en una curiosa trampa para ilusionistas en la  que los pueblos originarios se emanciparon pero nosotros no lo hicimos genuinamente.

Un escamoteo como el de Botnia .Nos  emancipamos de los godos cortándoles las cabezas con sables corvos tomados de los moros y la mejor caballería del mundo  ,adueñándonos de la táctica francesa,  pero ya les anticipo los godos serán poco nombrados.

Ocurre que los políticos tampoco, uno   de  estos  candidatos a  una gobernación y tal vez a la presidencia, no tiene siquiera titulo secundario completo.

 

Pero olfatean a Repsol y a Telefónica.

De que ecología y de que ecólogos estamos hablando?

Enólogos, tal vez, ecólogos  tan escuetos como un trozo de  árbol verde en una ladera griega, del norte macedonico  mejor.

 

Ya tire algunas ideas hoy en este  blog y en otro   de un amigo   sobre el asunto de lo que se puede hacer realmente .Pero los vascos de Entre Ríos con esas caras cuadradas de Zumalacarreguis perforados por la realidad  que harán exactamente?

¿Desconcentrarse?

¿Cuando la Capital Federal tiene 4 cortes internos por semana?

 

Y porque deberían hacerlo?

No eran una abnegada causa nacional que nucleaba a los K, a Blumberg, a los montos  rabiosos ,a las madrecitas necesitadas de un te  de tilo,a Dante Gullo  y a Felipe Sola en el mismo estrado?

Prendidos en el instante el ecologismo kirchnerista se parece a los avisos de Marlboro

.Usted los compra y luego lee  un curioso letrero que puede descriptarse con un viejo cuentahílos de la abuela al  cual usted puede agregar una contraposición de teoría marxista mal digerida, la rearticulación geopolítica del imperio outsourcing  para controlarnos mejor.

Peligroso para la salud, dice el letrero.

.Si lo fuma es por cuenta y riesgo suyo.Si tiene dudas querido consumidor vaya trotando hacia La Haya.

Tenemos un nuevo día del combatiente.O de futuros combatientes.

 

Los próximos días  demostraran si la corriente  ecologista tiene la fuerza de una kalasnikow intelectual –derecho de pueblos contra acuerdos entre Estados, ése es  el punto interesante de la  controversial batalla de Botnia  –o si solo ha sido un nuevo fuego fatuo del modelo  kirchnerista y nada más.

 

Solo la Argentina y el Uruguay podían haber librado una batalla  contra y a favor de una empresa finnica con resabios austrohúngaros sobre los mosquitos sofocantes de ese  río.

 


 

Portada