TIEMPO Y MEMORIA, El doctor Jekyll y Mister Hyde

 

Por Edgardo Arrivillaga

 

 

 

 

El libro de German Ferrari,clase 1969 ,Lomas de Zamora y autor de un buen trabajo sobre Rabindrinath Tagore , tiene un objetivo muy simple, extender el problema de los militares detenidos a toda la administración publica que actuó en los años del proceso para consolidar una suerte de Nuremberg moral que escamotee los negocios de los Kirchner con las mismas familias que apoyaron el Proceso.Los Ezkenazy entre ellos y gran parte del partido comunista que con Diana Conti y Segal son los apoyos indudables del kirchnerismo militante.Heller también.Y el triste moldavo .

 

Es mas o menos lo que quiso hacer Gelbard con respecto al peronismo de Isabel o si miramos hacia atrás lo que significó Frigerio para el integracionismo frondizista pero sin la calidad de Frigerio ni la habilidad táctica  de Gelbard.

El embajador Héctor Timerman y Horacio Vertvisky – este ultimo un cristianofobico consecuente porque ha comprado las tesis weberianas y porque extrapola demasiado linealmente la guerra civil española a la realidad latinoamericana  -forman parte de esta operación.

 

El libro de Ferrari no tiene entidad profunda por sus fuentes que son muy sesgadas,me menciona pero no me conoce siquiera ,pero no explica bien lo importante y es porque exactamente las Fuerzas Armadas  a nivel de oficialidad y sobre todo de suboficialidad después de 1943 tuvieron que buscar una cosmovisión  anticolonialista en el pensamiento de Jordán Bruno Genta

Sencillamente porque el pensamiento liberal de la vieja patria había muerto con Justo.

Las Fuerzas Armadas tuvieron ,por lo tanto, variables peronistas de entidad que van de Licastro a Numa Laplane y hasta alguna vocación velazquista con Cesio

Hombre que había visto las barricadas de Paris sin entenderlas siquiera.

 

Pero tampoco explica bien el joven Ferrari la óptica catolicocentrica que llevó a jóvenes militares a buscar raíces nacionalistas esencialmente antiamericanas en el  oxidado pensamiento de Jordán Bruno Genta que es su verdadero oponente intelectual  en este libro.

Porque gente joven lanzada a una lucha   antiterrorista desarrollada  dentro de  su propia clase social -los montoneros  eran eso, primero-militares frustrados - y  luego marxistas geopolíticos en segunda instancia ; en muchos casos nutrida del  mismo catolicismo; y posteriormente lanzada contra la flota británica con un envión  bélico  formidable ; recurrían a estereotipos tan  antiguos como el sistema aristotélico de Genta pasando por alto toda la Revolución Francesa,el Siglo de las Luces y  elementos esenciales que dieron origen a toda la etapa jacobina marinaomorenista de la Revolución de Mayo.

 

Simplemente por eso .Por  el mismo  motivo  anticolonialista   y antieurocentrico,en este caso  antianglocentrico,que nutrió todo el proceso de descolonización de  África,los países árabes y la revolución persa de Mossadeq ,al nacionalismo  europeo de De Gaulle y los clivajes revolucionarios para nada contradictorios   de  Zabotinsky y el mismo Beguin ,origen del estado sabra como un subproducto de la unidad italiana mazziniana , primera brecha en la tranquilidad del Congreso de Viena.

Las formaciones antiimperialistas  fundacionales nunca son benignas,aunque vengan de la mano de la derecha religiosa de las hostias bendecidas. 

 

 Pero lejos de constituir la avanzada del capitalismo  contrarrevolucionario  el  catolicismo militante de los cuadros  de jóvenes oficiales y suboficiales eran el equivalente  afromilitante que  quiere revitalizar una cierta cultura nacional mas allá de  sus clivajes netamente antiprogresistas.

 

Por eso ,para ellos, el enemigo era Martínez de Hoz y luego ,inevitablemente ,todas las variables cavallistas que  el conejillo de indios argentino soportó. 

La paradoja de la izquierda argentina,que soporta sin pestañear las masacres de Stalin o que adscribe con resuelta determinación a generalidades   que ignora  como  son  el  Oriente,Japón, o el Islam  o las 40 etnias que forma ese centro del mundo que se llama China, tiene bastantes dificultades intelectuales para entender que el catolicismo militante de esa gente,hombres blancos que se internaban sin hoja de ruta  en la negritud de un mundo hecho de muerte,tortura,crímenes,  supervivencia del mas fuerte buscaban a los tumbos y sin  retaguardia cultural algo que  conjugara un anticolonialismo que había intentado expresar el partido peronista desde 1943 pero que se quebró radicalmente con la quema de las iglesias en 1955.

 

Y ese arder de " mezquitas católicas" ,de hecho el predicamento de las iglesias  martirizadas quebró  un relato cultural por largo tiempo y de paso aniquiló cualquier posibilidad democrática dentro del peronismo ante la furia  jacobina desatada después del 13 de noviembre ,etapa final del efímero lonardismo.Allí nace Genta como intelectual gravitante.En ese preciso momento. 

 

Cancelada la hipótesis del peronismo de cúpula  integrada al esquema democrático por años y sin poder adscribir al reparto de los despojos del liberalismo,perdedor en todas las batallas económicas que el país  encaraba, las  fuerzas armadas recurrieron primitivamente a lo único que les daba cierto apoyo de  inteligibilidad acritica frente a la tarea sucia autopropuesta.

 

El catolicismo mas o menos militante en sus variables mas extremas y simplificadoras.

Exactamente como ocurre con los jóvenes militantes islamistas socialfascistas en los términos liberales   hoy en día. 

 

Esta disputa  intelectual  terminará en los estrados judiciales pero naturalmente el mediador en el conflicto israelí-palestino es el  cuasi retirado presidente Lula-nuevo Clinton del semisubdesarrollo - y la Argentina quedara atrapada en una interna que no es la propia.

Se suma a todo esto que hay una gran cantidad de empresas americanas que siguen sus negocios con Irán de forma imperturbable.The Economist informa del asunto.

 

Suerte, se vienen tiempos de pelea y eso siempre es bueno.Y siga investigando Ferrari aunque se que usted no me ha injuriado al revés de Héctor Timerman pero recuerde algo simple y banal ,los que defendemos la autonomía de Croazia o de Irlanda tenemos el mismo derecho que los que defienden la autonomías y los que en su momento apoyaron la Mossad Aliya  Bet o el Irgum  de forma exitosa.

 

Belfast y Varsovia son  expresiones concretas y nada misteriosas para  explicar una sensibilidad política religiosa  que no se detiene en Tchechenia-la recupera pese al nacionalismo putiniano enfrentado a los oligarcas en su primera etapa   - y  que solo puede amortiguarse con un triunfo  económico preeminente  que permita la integración .

 

Exactamente como ocurrió en  la etapa de la Argentina postrosista y el sobresalto del verdadero "país real " -la frase es del monarquismo de la Francia blanca y campesina  de Maurras -que implico el primer peronismo.

Pero para  que esto ocurra  hay que tener diplomacia , fierros, plata y pueblo que aspira a ser Nación para demostrarlo.

 

Las fluctuaciones del riesgo país no logran equilibrar  los actos de fe  aunque  sean  judíos ,islámicos  o católicos.

Por eso la preocupación de Bergoglio que nada tiene que ver con la división razonadamente  arquitectónica de la  división de poderes y mucho mas con la  conjunción de un tríptico que implica anarquía,narcotráfico,conflicto entre áreas de poder ,disolución nacional en ultima instancia.

 

Una incineración nacional que no queremos.Y esta línea de análisis nos lleva simplemente a identificar las pautas nacionales.Respetuosos de los derechos de las minorías-Alberdi un anti Hungtinton integracionista   inventó esa bella frase del " crisol de razas " bastante mal entendida ;  tal vez hemos  escamoteado  sin advertirlo los derechos de las mayorías con la misma lógica conque se  proscribió la expresión mayoritaria de la población en sus derechos políticos por casi veinte años.Una proscripción política se extiende sin complejos  a lo cultural,a lo religioso y en definitiva a lo filosófico.

Levantar muros internos en una sociedad nacional  es mucho mas peligroso y parcelador que levantar muros de verdad.


 

Portada