EL FASCISMO ROJO CONTRA EL VIEJO EJERCITO

 

" LA muerte soluciona todos los problemas,no hay hombres,no hay problemas "

"Considerando que Trostsky no practicaba el sky fue divertido picarle el cerebro con un pico de hielo"

 

Citas de de Josef Stalin.

 

 

Por Strategicos

 

 

Este informe de El Argentino tiene la virtud de que ningún servicio secreto confiara en lo sucesivo en ningún sistema de inteligencia argentino por muchos años.Han pulverizado cualquier disciplina del secreto y Nilda debería haberse seguido ocupando de las violaciones homosexuales en Haití que tanto la desvelaban-
Proporcionado fantasmagóricamente por la familia Garre a un diario de neta extracción krchnerista, con cierta cantidad de  colaboracionistas del proceso militar  pausadamente transfugueados a   los nuevos paradigmas  conmovedoramente barricados en Ciencias Sociales ;el testimonio es funcional al confuso sistema de Securitates a   la rumana que el gobierno intenta cristalizar a los apurones  antes de que la polvareda del país real los arrastre.

 

Ocurre que muy recientemente alguien llegado de Washington repitió algo que repite desde hace años a  Nilda Garré  "  si no aplastamos al Ejercito la reacción golpista será inevitable " sentenció. La  veterana del rally Paris -Dakar quedó en silencio pero  anotó en su memoria la idea. 


 El problema  para ellos es que llegan generacionalmente  tarde .La inteligencia militar en su momento  actuara con una cadena de mandos de  40 años aproximadamente que poco tienen que ver con el procesismo y mucho mas con el proceso politico y judicial   que caerá  sobre  la actual oligarquía de los nuevos capitanes de industria sin industria.

 

 
Simples tránsfugas del sector financiero-que escondidos detrás del  taparrabos kirchnerista han hecho con impertubabilidad sus negocios.Conviene leer sin embargo este pase de facturas.difundidó por medios de derecha e izquierda  claramente fogoneados por la familia que  transitoriamente ocupa la Defensa Nacional.
Informe ,desinformación microscópica, algo parecido

 

Quince días atrás, se difundió la extensa nómina del personal que revistó bajo la dependencia de la Jefatura de Inteligencia de Ejército durante el último gobierno militar, gracias a que la Jefatura de Inteligencia del Ejército proporcionó la información, entregándosela además a varios organismos de derechos humanos.
El listado, que fue publicado en una separata por el semanario Veintitrés, incluye 4300 nombres, de los cuales 1599 corresponden a agentes civiles de inteligencia (PCI) y 345 a militares. El documento lleva la firma del actual Jefe de Inteligencia del Ejército, General César Milani, y fue entregado al Juez Federal Ariel Lijo por el titular del Archivo para la Memoria, Ramón Tores Molina.


Reporteado por elargentino.com pocos días después de que se difundiera el documento, el Secretario General del Ejército, General Hugo Domingo Bruera aplaudió el hecho en los siguientes términos:

“Es muy favorable y más aún teniendo en cuenta que la nómina del personal civil que revistió en el Batallón también fue firmada por el actual director general de Inteligencia, César Milani. ¿Por qué? Porque este tipo de apertura permite reflejar que el Ejército no tiene nada que ocultar. Es bueno que se conozca qué pasó y quién era cada uno. El actual Ejército no quiere cargar con mochilas de otra época, problemas que no nos pertenecen. Al contrario. Desde la Secretaría General estamos impulsando la política de despegue de los actuales oficiales de los antiguos problemas. Por eso, también lamentamos que en esa nómina se hayan filtrado algunas inexactitudes.”

Reacciones.


La operación política de levantar el secreto sobre el personal de inteligencia, festejada por el gobierno y la izquierda, precipitó en cambio severas críticas en las filas de la fuerza y, obviamente, todavía más en la órbita de inteligencia. Esto incluye comentarios diversos. Por ejemplo, acerca de que este episodio deteriora -un poco más todavía- la imagen de falta de seriedad que tienen los organismos de inteligencia bajo este gobierno. También empezó a circular un documento que analiza así la cuestión:
“La orden que lleva la firma de Milani, incluye revelar el destino de oficiales, personal subalterno y civil de inteligencia también.
De este último, en particular, se ha entregado su listado completo a organismos de Derechos Humanos, abarcando los legajos personales de todos los agentes de inteligencia del Ejército que revistaron desde 1976 a la fecha.


Más allá de la flagrante violación al secreto militar que conforma este comportamiento obsecuentemente delictivo, ya que no hay argumentación alguna (ni aun bajo apercibimiento judicial puede revelarse la identidad de los agentes) que permita una auto-violación de la ley de inteligencia y del propio secreto militar.
Parece que esta actitud que el General Milani adoptó ha contribuido a agravar aún más el malestar interno dentro de las filas del Ejército.”


Milani y Raúl Guglielminetti, (a) “Mayor Guastavino”
En otro de sus párrafos, el documento recuerda que “Milani trabajó durante varios años con Raúl Guglielminetti”.


Este último, con orden de captura por supuestas violaciones de derechos humanos en el centro de detención Automotores Orletti, fue detenido el 9 de agosto del 2006 por orden del Juez Federal Daniel Rafecas. También señala el texto: “Tal vez parece olvidársele al general Milani que él mismo también participó de la guerra contra la subversión en los años de plomo, donde activó en Tucumán junto a los elementos del hoy ejército rojo. La actual cúpula militar, para evitar terminar en Marcos Paz, entrega a sus ex camaradas de armas convirtiéndose en firmes colaboradores de Nilda Garré y sus secuaces. Entre los colaboradores de la ministra se incluyen el Suboficial Mayor Joaquín Conrado Pereyra (actualmente PCI, Personal Civil de Inteligencia, que reporta al Director de Interior de este organismo, Fernando Pocino) y el Teniente Coronel Pablo Guillermo Quiroga, hoy destinado como premio en Mendoza.”


Las acusaciones a Milani concluyen anticipando que éste apuntaría a ser el próximo Jefe de Estado Mayor del Ejército.

 


 

Portada