VERTVITSKY, NOCHE Y NIEBLA

 

Por Edgardo Arrivillaga.

 

 

Entre las mentiras que sugiere Vertvitsky en Pagina12 en su edición del 22 de febrero y las semiverdades que están sacadas del libro de Susana Carnevale, deberia leer el de Blaustein y Zuleta, olvida mencionar que Vertvisky trabajaba para el Sistema de Inteligencia de la Fuerza Aérea mediante sus contactos con el cadete Guiraldes, un combatiente argentino de la segunda guerra mundial del lado británico, fue condecorado por ellos por su trabajo como piloto de caza. Era caballero distinguido de la realeza británica.Otros argentinos ,igualmente valientes, pelearon del lado aleman.

 

Vervitsky,con una prosa minuciosa ,densa y profundamente aburrida pago al capitán Scilingo para escribir el libro El Vuelo ,en sociedad con el juez Garzón, el diputado Raimondi e Ismael Bermúdez, todos ellos mas o menos kirchneristas actualmente para iniciar la penosa odisea de Scilingo,un hombre atrapado por sus deudas de juego y convenientemente asistido por Vertvisky para enjugarlas.

 

También el plumífero olvida sus acciones de espionaje en el Altiplano, por cuenta de la Fuerza Aérea, los comodoros Salinas y Mendiberry saben del asunto y sus vinculaciones con los organismos de inteligencia americanos para quienes ejerce una probable campaña de intoxicación actualmente.

 

El problema de Vertvitsky es que los fondos del CELS no resisten la menor auditoria y el gastado libreto de los derechos humanos en un sentido unico, solamente para los revolucionarios setentistas auto amnistiados, se desplomó estrepitosamente junto con las Torres gemelas el 11 de septiembre.

 

El aplauso de la raviolera Bonafini, amiga de Vertvisky, a la masacre de 3.000 civiles en Nueva York no ha motivado ningún comentario de este ratoncillo, hijo de un excelente escritor autor de “Un Hombre de Papel” y premio 1952 por la excelente “Villa Miseria También es América.”

 

Pero el padre de Horacio era socialdemócrata y el hijo roza elípticamente el social fascismo en el sentido más superficial del hegelianismo historico.

 

El avatar, palabreja tan de moda.

 

Sobre opiniones que versa sobre mi o gente como Marcelo Moreno, curiosamente no menciona ni a Ernesto Schoo ni a Hugo Becacecce y por algo será y menos aun al centenar de periodistas que trabajaban para el diario La Opinión ;como el Tata Yofre o Roberto García, diario de buena factura fundado por Timerman siguiendo el modelo de Le Monde luego de haberse gastado una fortuna en relaciones publicas que le armaba desde la epoca dePrimera Plana ,nacida para voltear el gobierno de Arturo Illia , con el mismisimo Ejercito de Osiris Villegas , el periodista de Casa de Gobierno , Oscar Puricelli.

 

Ese diario intervenido por el general Teofilo Goyret, conocido de Vervitsky a través del coronel Premoli era además de general ,licenciado en Historia.

 

Pero habrá más sobre Vervitsky ya que la mejor información sobre este hombre habituado a una vida rimbombante no se la obtiene en La Habana sino exactamente en Langley.

 

Y una pequeña corrección Vertvitsky, yo era editor general del diario, abarcaba tanto las áreas nacional, economía como política nacional y mi conflicto con Lezama-un talentoso periodista pero modelo gorilesco 1955 - se debió a una violenta campaña que encaré contra Martínez de Hoz que motivó que gente disfrazada con uniformes de la Fuerza Aérea(¿) secuestrarán a mi subalterno en el área económica, un excelente periodista radical del pueblo llamado Luís Domeniani.

 

Afortunadamente se lo pudo recuperar con vida.

 

Sabe porque Vertvisky?

 

Porque teníamos fierros y en aquella época en que ustedes no solo no creían en el pluralismo ni en los Derechos Humanos sino que cantaban alegremente:” no somos putos ni faloperos, somos soldados montoneros “ las cosas se dirimian con fierros.

 

Otra inexactitud de su investigación superficial es que ignora mi militancia peronista, mí permanente colaboración con Luz y Fuerza y el Comando Tecnológico Peronista desde mis tiempos de la milicia y hasta mis antecedentes familiares que radiaron a dos miembros de mi familia exactamente en 1955.

 

Uno de ellos revistando como hombre de Perón en Managua y el segundo intimo de Paz Estensoro a quien le ofreció su casa cuando el Movimiento Nacionalista Revolucionario fracasó.

 

Yo fui radiado pero existo el 24 de marzo de 1976.

 

Infórmese mejor Vertvitsky y no diga cinceladas gansadas porque yo nada tengo que ver ni con Ezkenazy ni con el olvidado contralmirante Vahiginger.

 

Estamos en claro?

 

Y uso esa terminología porque es exactamente la que usted conoce.

 

Estamos en claro Vertvisky?

 

De una forma curiosa cuando uno enfrenta un gaulutier como usted no puede dejar de recordar aquella vieja frase de Jean Paúl Sartre que recuerda a la Tierra Baldía de Eliot:” nunca fuimos tan libres como bajo la Ocupación.”

 

El Proceso tuvo noche y niebla Vertvitsky y algunos como Susana Viaud –la recuerda?-superamos la etapa de la Tierra Baldía y por lo tanto superaremos también a los zorros grises del kirchnerismo militante.


 

Portada