NAVIDAD, EL 2010 ,ETERNO FIN DE FIESTA ARGENTINO

 

Diciembre de 2009

 

 

 

 

 

Probablemente lo mas incomprensible de este año  que se cierra en el país ha sido el episodio Posse,esto descalifica definitivamente a Macri ante los  sectores intelectuales de un lado y del otro.No tiene inteligencia  para  elegir a su gente ,tiene un internismo  permanente  en su propio gabinete , no tiene  fuerza para cortar las cabezas cuando el establezca que debe hacerlo  y por el contrario ,se deja arrastrar por la  acción sicológica de las corporaciones.Ni siquiera sabe comprarlas.

No puede ser presidente desde luego  todavía  y eso ya esta claro.

Tampoco lo entiendo a Posse, con su prestigio y sus ideas, en sus libros  subyace su ideología ,como se dejo envolver en un cargo intrascendente  para una administración loca,l  también intrascendente.

Es probable que la ciudad de Buenos Aires vuelva a la  izquierda, seria deseable que la misma sea una variable  socialdemócrata y no exactamente montoneril o comunista reciclada.

Existe eso? Tal vez Pino ya en la tercera edad  pueda cumplir esa función.

Pero hay un tema que  subestimamos todos, que los K no tengan fuerza para gobernar mas allá del 2011 pero si la tengan pare ser electores de una nueva figura politica.

Urtubey, Capitanich, .cualquier joven “delgado, hambriento  e insomne “como decía Julio  Cesar hablando de sus centuriones ,cesares en potencia, ya que  con la gente como Díaz Bancalari no llegan ni a la esquina.

 

La oposición .curiosamente, desde el 28 de junio no tiene fuerza para ser electora siquiera de si misma.

 

Esto es lo realmente grave del asunto y una conjunción de  centro-derecha progresista  en un clima de contra Frente Popular correría  exactamente el mismo riesgo de fractura, parálisis e inestabilidad de  la Alianza que fue nuestra caricatura de Weimar revisitada.

 

Tal vez la verdadera crisis no se de  el año que estrenamos sino  a partir del 2011.

En ese caso  si pasa algo  grave en la patria, va a ser después de las elecciones presidenciales y no antes  del  2011: de cierto modo lo  que se debe hacer es ignorar lo que pasa ahora con algún pretexto hegeliano y cierto desinterés por las cortinas de humo que serán mas espesas a partir de marzo.

 A Clausewitz, digamos, la Prusia de sus últimos años le parecía un desastre.

 

Pero lo peor estaba decididamente  por llegar.

Muy razonables fiestas para todos.

 

Edgardo Arrivillaga.


 

Portada