NI MASTINES NI AGUILAS, SOLO KIRCHNERISTAS

 

Por Acab

 

 

No le atribuyo a K ni su tribu el menor espesor intelectual.

 

Son administradores insuperablemente malos, porque administrar el Estado requiere paciencia, leer informes, escuchar a los expertos que defienden intereses diferentes y muchas otras cualidades de las cuales carecen y que, además,en esencia desprecian.

 

Para ellos administrar es salir con la ocurrencia que les pareció mejor.

Son -eso si- mediáticos en extremo.

 

Por eso son Guinnes de anuncios grandiosos nunca concretados.Campeones de piedras fundamentales que  perduran en la utopía desarmada de los sueños.

 

Campeones morales de un pais compadrito que se autodestruye en el torbellino de la desunión.
Son menemistas de izquierda.


Portada