PERDIA, ENVEJECE EL GUERRILLERO

 

Noviembre de 2009

 

 

Una nueva edición de Montoneros?

Los recientes pasos de Perdía no aclaran del todo hacia dónde apunta. En agosto pasado, fundó junto con Firmenich y Carlos Suárez -este último como director- la revista Repensar, órgano de reflexión de la dirigencia montonera, que se limita a analizar el pasado y los grandes temas estratégicos sin entrar en cuestiones de coyuntura. Perdía es la pareja de la Defensora del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, Alicia Pierini. Ésta protagonizó dos meses atrás una breve pero intensa polémica con el periodista Ceferino Reato, que en su libro “Operación Traviata. ¿Quién mato a Rucci? acusó a Perdía de haber conducido el comando que ejecutó el asesinato. La interesada defensa de Pierini apuntó a negar esa vinculación y a sostener que Rucci fue muerto por un comando fuera de control de la cúpula de FAR y Montoneros. Es que, en la investigación reabierta por el crimen, el Juez Federal Ariel Lijo podría imputarlo a Perdía, entre otros, por el asesinato de Rucci  hecho ocurrido en septiembre del ‘73.

 

Todo indica que las relaciones de Perdía con Carlos Kunkel, Nilda Garré y otros ex dirigentes montoneros hoy en el entorno de Néstor Kirchner están casi rotas y con aceitadas relaciones con   viejos operadores de la Armada y el Ejercito  nada quieren  ver con  el ex  asesor de Caros Corach ,lugar en donde Perdia permanecía enclaustrado cobrando un contrato en  función de la política de pacificación efectuada por Carlos Menem.

 

 La reaparición del comandante Perdía con su policía social junto a los piqueteros opositores formaría parte del diseño de una nueva izquierda, que pretendería sobrevivir al cercano colapso del kirchnerismo, desde planteos más radicalizados.


Portada