Análisis Reservado 23

 

Por Ricardo Rouvier

 

 

 

-      El país tiene desde hace mucho tiempo problemas estructurales que involucran al modelo económico, la distribución social de la riqueza y la debilidad de representación de todas las instituciones. Los conflictos de estas semanas expresan esas cuestiones profundas y pendientes que se expresan en forma de malestar; y sino se resuelven seguirán apareciendo en esta modalidad más leve o más fuerte entre sectores.

-      Se agudiza el escenario de confrontación para superar la escasez: que atraviesa lo social, lo económico y lo político. Se agudiza la lucha por el excedente económico, la disputa por la obtención de cobertura social para los más necesitados, y la carencia de consensos políticos suficientes para que una mayoría se imponga, en lo gremial, en lo sectorial o en lo nacional.

-      La calle fue el escenario en que las diversas problemáticas se externalizaran; mientras gran parte de la clase media, aumentaba su oposición al gobierno por la fractura de la paz cotidiana. Aunque  esta animadversión se está extendiendo a toda la clase política.

-      La debilidad de representación abarca también a las organizaciones gremiales. Dentro de cada grupo o central sindical hay una interna en disputa y entre la CGT y la CTA también. La presión sobre Yasky es similar a la que sufre Moyano desde distintos rincones, y se constituye en una recomendación en forma de presión: abandonar al gobierno.

-      Lo que está claro es que la alianza entre el gobierno y la CGT en nombre de su Secretario General Hugo Moyano es estratégica en esta coyuntura que vive la administración kichnerista. Si bien el gobierno de N. Kirchner inicialmente manifestó su simpatía por la CTA (la relación con Víctor De Gennaro era muy estrecha); en el balance de las fuerzas que constituyen el armado de alianzas, la CGT es un actor imprescindible. Hacerlo, sería poner en riesgo la gobernabilidad.

-      El conflicto de Kraft, con su derivación electoral en que el oficialismo del Sindicato de la Alimentación perdió en dicha fábrica, abrió el camino para que ocurriera algo similar en el subte. Pero , en este caso se adoptaron medidas de fuerza por el conflicto intrasindical; obligando a UTA y al gobierno a salir a reconocer el espacio legal

(reciente resolución de la Corte Suprema al respecto). -      Al tiempo de encrespamiento entre la presión de la CTA (sector Yasky) frente al gobierno al que apoya, pero que le vuelve a negar su representación gremial; se efectuaban conversaciones reservadas entre esta dirigencia y la CGT, que alguien o la casualidad han frustrado.

2) Voces del pasado que vuelven

-      En la disputa sindical en que claramente Kraft y el Subte significan un enfrentamiento al modelo sindical clásico: aparecieron anacronismos como resonancia de un pasado conocido.  La presencia de “anticuerpos” en el peronismo sindicalista, al designar Belén – un dirigente metalúrgico – a la   CTA como parte de la IV Internacional (de orientación trotskysta); resultó un exabrupto fuera de la historia.

-      Pero, también debemos decir que los retratos y banderas esgrimidas por los trabajadores de Kraft, injustamente reprimidos, también es una forma de anacronismo. Ni Lenin, ni Trotsky constituyen hoy alguna alternativa seria de futuro de ningún movimiento social y político en el mundo.

-      Ambos sectores, aquellos macartistas de la “zurda loca” o de la izquierda imposible sobre la burocracia sindical , reeditaron una escena de los ´70 que después de 20 años de caído el socialismo real resulta un conflicto ahistórico. -     Ninguno de los actores sociales pueden consolidar su posición de dominio. Ni los empresarios del campo han ganado la partida, pero tampoco el gobierno ha logrado superar la controversia, la presión para un dólar más alto no alcanza su objetivo; pero la recuperación económica va a ser lenta y leve.  Y los movimientos sociales vuelven a reaparecer, sobre el empeoramiento de los indicadores sociales, ante la oferta oficial de trabajo en forma cooperativa. Es importante, no dejar de considerar diferencias profundas entre los sectores más combativos y menos combativos en el sindicalismo argentino. Hay una tradición peronista ; que privilegia el pacto social (la comunidad organizada), el acuerdo social y que ha configurado el modelo sindical vigente. Y hay otra tradición de izquierda como la de Tosco y los sindicatos más rebeldes, que impulsan la lucha de clases. Hay una tercera línea que viene de la escisión que el peronismo revolucionario ha producido en el sindicalismo oficial justicialista (Huerta Grande, la CGT de los Argentinos, los combativos, etc)

3) El embudo -    Dejaremos para una próxima oportunidad el análisis pormenorizado de la aprobación (en el momento de redactar este blog, se había aprobado en Diputados) de la denominada Reforma Política. Con la sumatoria de 133 votos se logró la media sanción. La composición del voto favorable contó en esta oportunidad con el voto del peronismo disidente, y no contó con el voto de la centro izquierda.

-      Si bien no analizaremos en forma particular, podemos afirmar lo siguiente de modo general. Esta reforma es más electoral que política, considerando que esta última denomina a modificaciones sustanciales de la vida partidaria, y de la relación política- sociedad. Este no es el caso.

-     Es indudable, que la Reforma es una parte de un rompecabezas del kichnerismo por resistir desde el poder y mantenerlo. Las otras piezas del rompecabezas está constituido por las medidas de indudable repercusión social. Una; la de el plan de cooperativas para efectuar obra pública, y la segunda con la asignación universal por hijo menor para los trabajadores informales y el servicio doméstico. -     La Reforma Política es funcional, decimos, porque disciplina a la política partidaria favoreciendo la fuerte territorialidad que tiene el P.J. y la UCR. Asegura, y esto es bueno, un proceso de legitimación que hace que un candidato deba atravesar dos elecciones

generales y seguramente una tercera si hay ballotage. -      Si, afecta a los pequeños partidos (ahora menos porque se modificó el piso requerido para competir), y establece lo que denomino “el embudo”. Ya que por la boca ancha del frente kichnerista entrarán todos los aliados, con el P.J. como eje central y todos deberán acomodarse a un artefacto cada vez más angosto. Las listas únicas condicionan a las pequeñas agrupaciones en el frente electoral, que tendrán que negociar antes su presencia en la lista. No hay más colectoras, y no hay más listas espejos (como la que tuvo Heller en Cap.Fed.).

-      Es decir, que hay un predominio del pejotismo y de la UCR, como fuerzas hegemónicas dentro de cada alianza electoral que se constituya. El problema estructural de la política es la falta de representación, la cuasi disolución de los Partidos y el carácter refractario de la sociedad a la cosa pública, sobre todo política. Esta reforma no resuelve estas cuestiones estructurales, pero si mejora el proceso de legitimación de los candidatos.  No obstante, quedan algunos interrogantes inquietantes : ¿el P.J. es el peronismo ?; ¿la UCR es aquella fuerza de opinión sustentantada en la clase media?. Si la respuesta a ambos interrogantes es negativa, estamos con que los problemas de fondo no se resuelven. Podemos seguir con los interrogantes: ¿puede haber un nuevo Pacto de Olivos?. ¿Puede haber una alternancia concertada?. ¿Esto limita la espontaneidad política de la sociedad? ¿Qué ocurrirá con las tendencias que a izquierda o derecha puedan surgir en el futuro con independencia de los grandes partidos.?

4)     El oficialismo toma banderas. -    El oficialismo a diferencia de cualquier otro actor; ha continuado su arremetida post electoral; con el fin de seguir expresando poder, a pesar de que tiene una proyección más débil que en la actualidad.

-      Una seguidilla de acontecimientos que velozmente atraviesan el espacio público. En esta oportunidad, se reunieron casi sin hesitar la: asignación universal (en realidad focalizado) por hijo menor a los 18 años dirigido a los sectores informales de la economía o al servicio doméstico en blanco. Esto demandará al Estado unos 10.000 millones de pesos,  casi lo mismo que todo el presupuesto del Ministerio de Desarrollo Social.

-     Sin embargo , esta bandera fue levantada hace años por las organizaciones gremiales vinculadas a la CTA en la famosa marcha del FRENAPO. Recordemos… Pocas horas antes de las jornadas del 19 a 20 de diciembre que apresuraron la caída del gobierno de De la Rúa, pero aún más que eso, marcaron el punto final del ciclo de los ´90 ; más de tres millones de argentinos se habían expresados en las urnas organizadas por el FRENAPO en que se plesbiscitó un Seguro de Empleo y Formación y una Asignación Universal por cada menor a cargo, para todos los jefes de hogar desocupados y para cada persona mayor de 65 años sin jubilación

-     También la propuesta de asignación universal fue tomada por algunos dirigentes , primero cercanos al kichnerismo en sus inicios, y luego de fuerte oposición, como el caso de Elisa Carrió.

-     Otra bandera, pero en este caso de los economistas neoliberales es la cuestión de los houldouts (aquellos que quedaron afuera del canje de la deuda). El gobierno quiere pagar e insiste en esto, a pesar de las intermediaciones de supervisión del FMI.

-      La recomendación del grupo de los 20 a nuestra Presidenta que integra dicho cónclave, es que el FMI hace vigilancia sobre la evolución de las economías de los socios, y la Argentina es socio del organismo multilateral.

-     La actitud del gobierno es clara, aunque le cuesta difundirla. Necesita  volver a las fuentes de financiamiento de los mercados abiertos, y no quiere aparecer abdicando ante el FMI.  En realidad, no es una abdicación, es parte de las reglas de funcionamiento de este organismo, que además , no obliga a sus socios a seguir sus recomendaciones; por ese motivo es que es necesario adecuar la relación con él, con ministros de economía que conviertan las recomendaciones en normas de política económica, tal cual ocurría cuando Cavallo era Ministro, primero con Menem, y luego con De la Rúa.

-      Esto también derriba ciertas teorías conspirativas sobre el “imperialismo de un solo lado”. La imposición del FMI sobre las economías locales requiere en forma sine qua non de gobiernos que se subordinan a dichas recomendaciones. Los países soberanos pueden tener relación con el Fondo, sin que por ello, tengan que seguir al pié de la letra tales normas.

5) Los desatinos comunicacionales El debate alrededor de la cuestión de seguridad producido por los medios masivos alrededor de las declaraciones de figuras famosas, es más de lo mismo. Se agrava innecesariamente cuando la figura institucional más alta del país, lo legitima como debate público, al responder descendiendo en su nivel jerárquico. Y se empeora cuando aparecen voceros oficiosos del

oficialismo a interpelar agresivamente a estas figuras

-     Muchas veces la mejor  política se diluye , se contrarresta en el plano comunicacional. Aunque para nosotros, este problema no es una cuestión técnica de las comunicaciones, es una cuestión política. -     Es una consideración con el otro, una valorización del diálogo y la construcción de consenso que constituyen la naturaleza de la comunicación. E  inclusive, apelar con la “viveza” política de no regalar espacios al adversario, que muchas veces son espacios electorales.

-      La realidad es que uno de los elementos sobresalientes del escenario político nacional es la desastrosa comunicación que oficialistas y opositores pergeñan contra los principios elementales del decir, del escuchar, de externalizar opiniones, juicios, estados de ánimo, etc.

-      Los medios públicos administrados por el Estado, con la excepción del Canal Encuentro, que es una muestra de capacidad, son subutilizados.

-     El debate sobre seguridad suscitado por declaraciones de Mirtha Legrand, Susana Giménez y Marcelo Tinelli , con una abundante escasez de conceptos; son respondidas erróneamente por los ámbitos oficiales y por el dirigente social D´Elía ( que para la población es una respuesta oficial).

-      Apareció el video que prueba, lo que todos suponíamos, que el personaje Antonini Wilson, ingresó a la Casa de Gobierno, a pesar de las desmentidas oficiales. Es obvio decir, que esto tampoco  le hace bien a la imagen del oficialismo.


Portada