CARTA DE SITUACION "Cherchez la Femme "

 

Por Strategicos

 

Cualquier carta de situación  actual debe tener en cuenta los siguientes factores. Uno  de ellos  estratégico, en estos tiempos de  centrifugación del poder mundial,  el multipolarismo es una movimiento de centrifugación inicialmente caen las acciones de  la globalización militar y  crecen las de  aquellos países que cuentan con un poder militar  serio, autónomo y responsable. Honduras y la incapacidad  internacional para  resolver el problema es un ejemplo menor, Somalia y el Sudan son ejemplos mayores de estados deficitarios casi globularmente. Vuelve  entonces el esquema del ejercito como parte del Estado nación y de eso no se volverá por un tiempo.Un inversor extranjero donde pondrá su dinero?, en un país desarmado que necesita de un paraguas internacional o un comité de notables internacionales  para resolver sus crisis o en  un país con un ejercito solido,  mas bien conservador, pero apto para yugular cualquier crisis?

 

Dos, el fracaso del kirchnerismo  dentro del peronismo los obligara a una alianza con   Binner, Sabatella y hasta el propio Pino Solanas para reconstruir un frente de izquierdas que los  haga perdurar,en este ultimo caso dudo que  el Costa Gavras  argentino acepte, rifaría sus propios votos para convertirse  en una formación política auxiliar de un proyecto  devaluado  que orilla la  extinción. 

 

Igualmente comenzara la cacería de las pequeñas fuerzas de izquierda para integrar ese mosaico si es que alguien realmente se lo cree.

 

Tres, entre noviembre y diciembre la renovación de las mesas sindicales determinara tanto el destino de Moyano como su relación genuina con el gobierno.

Las embajadas en  el país   producen informes muy negativos  sobre la  atomización Argentina y esto paraliza las inversiones. El gobierno podrá intentar  acercamientos  con el FMI  y el Club de Paris pero nada de todo eso  puede resolver la  conflictividad social que se traduce en demanda salarial, movilizaciones duras –ya llegaran – y  dialéctica confrontativa entre la burguesía nacional, que no depende del Club de Paris sino del mercado interno  – y la relación salarios y justamente  demanda interna. Con un dólar que se  analiza como viable  a 6 pesos  no hay motivos reales para acompañar a los K  a ninguna parte. Les queda el discurso seudoprogresista, solo eso.

Por  justamente eso el ordeno y mando va siendo reemplazado por  el amable "cherchez la femme" y  el dialoguismo que propone la presidente.

 


Portada