KIRCHNER, EL MAL ABSOLUTO

 

Por Edgardo Arrivillaga.

 

En los últimos tiempos hay gente inteligente y no mercenaria que intenta   ennoblecer falsos blasones en Kirchner sin  entender  que Néstor es exactamente lo peor que le pudo haber pasado al país. Duhalde es un estadista al lado de este personaje , personaje arcaico  que enfrento al campo ridículamente sin entender ni al IAPI  ni menos aun a Getulio Vargas ,que desarrollo una política exterior que le dio todas las cartas al Brasil,es  el retoño del imperio lusitano el que llega ganador  en la primera década del siglo al liderazgo del subcontinente  , que no supo prevenir una simple  epidemia de dengue porque su  efebo y el efebo de muchos  otros , Capitanich , utilizó  pesticidas ya vencidos , que destruyo los residuos de defensa  que  aun  manteníamos y que nos saturo con un discurso derechohumanoide de patas cortas. También,  vive haciendo cortocircuito sobre su propia administración, naturalmente  sobre la Constitución y sobre todo los intereses nacionales  de millones de argentinos entre los que me cuento.

K es el mal absoluto por su perversidad y algo muy grave para un político transformista, es  un cínico sin talento.

Su democracia no es mi democracia, su Nación si es que existe no es mi Nación y sus odios y resentimientos infantiles no son mios.Tiene 57 años pero sus actitudes siempre fueron los de un  chico tramposo  y algo sucio.Aflora la mirada del vivillo feliz  y su voluntad de poder que siempre emerge en los momentos de crisis se intersecciona con una clara  vocación anarquista que se subleva contra todo poder real u orden establecido.Su desden por la seguridad publica es un tic mayor de esa inconsecuencia menor.

 

Peo creo que la película se termino en la historia de este anarquista reconvertido en anarcoconquistador del poder  y  hasta Al Capone fue preso por un problema impositivo y nada mas, pero fue su final.

 

 Sin embargo es muy interesante lo que plantea desde la oposición  Macri,  aunque el jovencito tiene un problema  de difícil solución, expresa al antiperonismo in totum, sobre todo en la Ciudad de Buenos Aires y al tiempo es una opción neoperonista aggiornada, moderna, el tipo de muchacho que no se rasca las pelotas en publico, como hace  Kirchner, ni desde luego tampoco  Lula, mucho mas nacional y popular y exitoso  que esta miseria humana que tenemos en una Casa Rosada trasladada a Olivos.  Es un neoperonismo el de Macri   que se parece ya a las modernas derechas europeas.Pero tiene  mucha presencia   antiperonista en la Capital-léase liberalismo clásico ucedeista  - y escasa  difusión de un discurso neoperonista a nivel nacional.Ese es su problema, no sabe cuanto grado de neoperonismo debe tener porque al antiperonismo ya lo tiene.

Como Chirac o Sarkozy debe sintetizar al gaullismo con los enarcas liberales de la escuela aroniana  que encarnaron Giscard y Pompideau.

 

K ya  fue,es cuestión de unos días, luego habrá que sintetizar nuevamente al peronismo,  y sacarnos de encima a la lacra montonera que tiene que buscar su propio espacio de expresión política dejándose de maniobras de internismos o de “ pongámonos la camiseta” por las dudas.Es mucho mas respetable el ERP guevarista-al que fusilamos sin comtemplaciones,ellos  tampoco las tenían porque el filo de la navaja del foquismo guerrillero internacionalista les era connatural- que esta lacra seudokirchnerista que habiéndo dejado ya de lado su coqueteo tramposo con la socialdemocracia, ¿ recuerdan el libro de Kirchner fabricado neuronalmente por Torcuato Di Tella ? y a   la que con  un poco de suerte lograremos convertir en un pato rengo en unos dias.Luego todo dependerá de el. Si juega a un escenario fuyimoresco, disolución del Congreso y   movilización de sectores encuadrados iremos velozmente a la libanizacion.Si  acepta las reglas del juego tal vez sobreviva para su recambio.

 

Hay mucha gente que sigue buscando el animal mitológico  del mal menor en el peronismo  de izquierda y la izquierda nacional  de la misma forma  en que los revisionistas  buscaban al general nacional y progresista en los 60 ,70 y 80.Todo eso término, hay mucha gente que nació en los últimos  30 años y esa gente de  mal menor entiende muy poco.

 

Kirchner ,que es un animal mayor, en modo alguno menor ,  representa a la vez la quiebra del  poderoso  imaginario peronista de una comunidad organizada con pesos y contrapesos y a la vez la posibilidad latente pero sin el,  de  su  concreta  reconfiguracion republicana.Incluyo en esa  recomposición algo que la inconsistencia de la oposición no logra formular en plenitud.El país frente a la crisis  mundial no solo tiene un problema de republicanismo-eso lo dejo para el rabino Bergman y  su elocuencia de librillo de educación democrática -el país tiene un problema de reconstrucción del aparato del Estado que nunca como antes ha sido tan desbaratado por una pandilla de improvisados escapados de los escenarios de Bertold Brech.

 

Kirchner es el ultimo gobierno verticalmente militar argentino pero fabricado sin militares,solo con piketeros rentados   y su desaparición será el acta de defunción definitiva de la Argentina anárquica, aventurera, vividora en donde  el único factor de  testimonio que realmente puede existir se encuentra en las mascaras ideológicas de enfrentamientos  de sexagenarios que solo pretenden perpetuar el pasado.

 

Final de juego para Kirchner. Final de juego y telón.

Con respecto al penoso articulo de Feinman sobre la muerte de Alfonsin es lógico que el filosofo nacional y popular no rescate el símbolo.Como los derechos humanos en otras décadas , la  imagen de la honestidad ha  adquirido un valor simbólico valorado en la política argentina.Pero queda pendiente aun esa tarea para la generación que trajo a Perón, reinstauró una democracia  al menos formal en el país, pero aun no ha logrado ubicar su espacio territorial mas genuino, su geopolítica interna, léase federalismo , porque el Estado –ese mecanismo hecho de pesos y contrapesos -es exactamente lo que le esta faltando. Zaffaroni, criatura de Kirchner comienza sus volteretas. Fino jurista advierte que la democracia y el verticalismo de Fuenteovejuna han   desangrado lo poco que quedaba del país y en esa  extraña contorsión se encuentran la  búsqueda de la respetabilidad internacional  que pasa por los derechohumanoides pero también por cierta imagen de decencia, aunque  esto último constituya   en definitiva una  mascara más.

 

Muy poca gente llorara a Kirchner y en eso Feinman  sin decirlo acierta.Como en muertos sin sepultura hay cadáveres que son de nadie porque ni siquiera de ellos mismos son.Las personas son sus principios Kirchner y -justamente  por eso-  la sociedad  debe desencadenarse finalmente de todo seudo verticalismo falsamente integrador  y hacer a menos de vos.


 

Portada