LA MUERTE DE VALDEMAR –ALFONSIN Y LA LLEGADA DE LOS NUEVOS VALDEMAR

 

Por Edgardo Arrivillaga.

 

Estamos con las exequias del Sr. Valdemar-Alfonsín  y habiendo sido decidido  enemigo intelectual debo reconocer que  tenia mas  ideas claras que K pero es porque venia de una corriente interna del radicalismo bastante  ideologizada  pero sobre todo coherente.  El sabatinismo cordobés profundamente republicano en la línea de  Jovellanos .Renovación y Cambio fue su expresión mediterránea fallida ya desde  el interés de Perón por ellos, en 1944.

Si   el caudillo radical hubiese hecho la alianza que hizo Menem con los liberales en el esquema de Helmut Schmidt  o de Miterrand  eran claramente el modelo viable de la socialdemocracia argentina y los montoneros al famoso basurero de la historia. Y el peronismo, abandonando el movimientismo transformista  hubiese encontrado su colocación real en  el  espacio político argentino.  Pero Alfonsin y sobre todo  Caputo no entendieron que si bien la hora era la hora,  y el tiempo  era  su  su tiempo  de la socialdemocracia en Europa, el manejo de la economía  en esa sociedad era un  combo que incluía a los liberales y  la Defensa esencialmente  a la NATO.  Es lógico, para ellos radicales de  izquierda  al fin y al cabo , el peligro era un Tejerazo  inviable, para los europeos el peligro eran los tanques soviéticos que estaban a solo 500 kilómetros de Paris.

Cuba era irrelevante , Nicaragua una guerra familiar adosada con las visitas de Cortazar ,de Gioconda Belli  y de la panoplia de escribas  que  el progresismo genera , cuando se trataba  en verdad   de una  simple guerra familiar  entre  Trujillo,  Somoza ,  Pastora , los Ortega, los Chamorro.

Malgre  Nosiglia.

Buenos reflejos de Alfonsin ante el  Papa polaco y el Vaticano-aun con sus opciones geopolíticas como la del Beagle que en su momento no compartí y sobre la cual guardo mis reservas - fue  en esencia  muy superior a las  vacilaciones permanentes de la banda actual.Y cuando cierta derecha extrema argentina hablaba de la sinagoga radical  es casi para sonreír  y ahora,que  rama de la sinagoga  kirchnerista están buscando ? Porque el árbol lo tienen plantado en una Chancillería crepuscular…

En el fondo Alfonsin quería una republica parlamentaria, rara ambición en un caudillo de fuste personal, pero trabajaba con material humano  de valor escaso y conservaba los tics de viejo repùblicano español  como dice el amigo  Abel  Fernández  en su  Recordar sin Lagrimas, donde ensaya un buen recordatorio  en la línea de Baruj Spinoza, .Ni llorar ni reír. Simplemente entender.

Estoy de acuerdo en que  tanto Alfonsin como Frondizi expresan los límites del radicalismo para generar un movimiento de masas que trascienda los ritmos y ritos radicales y a la vez los límites de los dirigentes que  quieren trascenderlo. A Frondizi lo ayudó  el peronismo simplemente porque no había opción. Alfonsin se enfrentó con el peronismo  y nosotros lo enfrentamos a el simplemente porque la democracia había dado un paso mas adelante, el peronismo no era mas el simpático “hecho maldito” acuñado por John William Cooke  y la opción militar terminó con un Juicio emblemático,un Nuremberg jibarizado  a escala tercermundista ,pero que no desarticuló básicamente el poder  militar de la Nación .Ex liceísta de infantería Alfonsin tenia claro ese problema. Los montos, oscilando entre el terrorismo anarco elitista, los libros, el odio y el terror jacobino que los nutre  y  sus tics de militares frustrados, no.  Y estoy de acuerdo que muere en el momento justo. Just in time.Una buena muerte política en un panorama de incerteza, aburrimiento  y desencanto. Como Berlinguer en Italia, que dio la victoria numérica a los comunistas post mortem, esta muerte bien puntual influirá en el humor de estas elecciones secundarias.Nosotros poco podemos hablar al respecto.Cuando se vive  de la herencia  de Perón hace  ya treinta años y hasta se habla de exhumar al  nuevo Valdemar - Cafiero hay que ser respetuoso.

Tenemos también nuestra mediocridad imperecedera.

Recuerdo que me resultaba difícil encontrar  un gobierno tan ineficaz como el de Alfonsin- ¿Illia tal vez? hasta que llegó ese prototipo  soberbio, superador, que es el señor Kirchner.Y sus zigzagueó de navegante sin brújula atrapado  por una ola de  mosquitos con dengue y por tanto enceguecido  mas de lo habitual.

Ese es el enemigo real  con sus sucios trucos   y el blanco   para abatir y desguazar, no  mas el fallecido   Alfonsin.


 

Portada