Un nuevo tipo de persona desaparecida  y los niños montoneros con sus trajes  apretados

 

Febrero 2009

 

 

Esta elocuente  nota del Heráld. tiene su logica.El mundo se prepara para la guerra,Occidente se prepara para la guerra y si bien el teatro de operaciones será en Oriente las  armas de la moral de los setenta han  pasado a ser tan obsoletas  como una pistola semiautomática en tiempos de Terminador.La confusión en torno a todo este episodio se debe a que  el anticolonialismo no necesariamente implica el transito a una sociedad mas justa o socialmente mas equitativa.Los ejércitos estrechan lazos, los códigos de la guerra revisitados en los ámbitos del murmullo reservado y  la gran ficción argentina comienza a desmoronarse ante las reales masacres que se libran en  África y que ya hemos visto en Balcanes.

 

El país debe enterrar la cuestión militar, debe tener un ejercito operacionalmente activo con un presupuesto  en ciencia y técnica acorde con los nuevos tiempos y debe terminar  el eterno tango de los perdedores argentinos.No enfrentamos al comunismo ni al socialismo, categorías arcaicas, enfrentamos una quimera de  monstruos clonados en los residuos ideológicos de las ideologías del siglo XX en donde descuellan personajes como Labriola y sus tesis sobre las naciones proletarias y para ello debemos estar preparados.

 

Restablecer el servicio militar  o algo parecido   es una necesidad. Terminar con  la acción sicológica de la vieja izquierda armada manipulada por las madres ravioleras y las ONG amamantadas por la ONU y la  TEA  local es una necesidad higiénica y restablecer programas educativos realistas también.

 

La socialdemocracia nada tiene que ver con esto.

 

Es su antitesis y es bueno que el peronismo y los sectores de la izquierda del arco parlamentario comiencen a entenderlo.

 

No se trata  solo de producir granos o soja para un mundo que se despedaza –ese truco argentino ya lo hicimos al menos dos veces en el siglo pasado.Se trata de  participar de una escala de valores o  simplemente de otra.

 

El nacional neutralismo debe  ser el lado del neutralismo que conviene a los intereses nacionales y no a la ideología de café que implica al nacional neutralismo como un fin en    en si mismo. Esa melaza ideológica  termino con la bancarrota de Wall Street. Ahora la Gran Azafata  nacional-el piloto es otro - arremete contra los paraísos fiscales, en donde deposito los fondos de su provincia  y no tiene la menor intención de sacarlos de paraíso fiscal alguno.

Para peor, mientras los funcionarios estudian medulosas técnicas  para evitar el lavado de dinero el lavarap argentino funciona a toda maquina.

Mas de 200.000 millones de dólares  están apalancados en el exterior pero apalancando a quien?

Frigerio y Gelbard eran niños de pecho al lado de esta melaza entumecida en sus trajes montoneros que ya les quedan apretados simplemente porque envejecieron y  papadas y  cinturas muestran  el envejecimiento ideológico que acompaña a la extinción.

 

Sin la URSS  esta bancarrota del capitalismo  no se hubiese autopermitido y ahora es necesario cerrar filas y prepararse para un multipolarismo formal  que convenga a los intereses argentinos.El cierre definitivo de la cuestión militar es un paso en la buena dirección. Pero el poder seguirá siendo algo restringido y nadie puede armar un Congreso de Viena que contemple los intereses de 170 países.

 

Veamos al Heráld.

 

Strategicos

 

Hay una nueva generación de los desaparecidos en la Argentina de hoy: los que han desaparecido de la memoria pública, las víctimas de asesinato terrorista. Los que dejaron atrás lacerante que sufren el desprecio de ver a sus asesinos se describe como "los jóvenes que sólo pensaban diferente", como si esto les dio el derecho a secuestrar y la tortura, para montar y 21.000 ataques matan a más de 1500 personas.

Nuestro dolor, como si se burlaran de nuestro víctimas no tienen derechos humanos, como si fueran meros objetos a ser asesinado a traición.

Hemos decidido levantar la voz para reclamar la justicia, el respeto y la igualdad ante la ley. Nosotros no estamos defendiendo la dictadura militar 1976-83. Humberto y María Cristina Viola, José Ignacio Rucci y Argentino del Valle Larraburre junto con muchos otros fueron asesinados durante el gobierno constitucional de Juan Domingo Perón y su esposa Isabel comenzó antes de que la tiranía.

Nos oponemos a dos falacias concebido para argumentar que la guerrilla atrocidades no son crímenes de lesa humanidad.

El primero alega falsamente que esas aberraciones son delitos sujetos a la ley de prescripción por no haber sido instigado, facilitado, financiado o tolerado por cualquier Estado. Para refutar esto, hemos demostrado la existencia de los argentinos / el terrorismo de Estado cubano al exponer el plan criminal diseñado por el ideólogo de la guerrilla John William Cooke, quien propuso la infiltración de las masas peronistas y desencadenar una serie de acciones revolucionarias que se fuerza a Perón a consentir la instalación de un régimen marxista.

Desde la campaña electoral de Héctor Cámpora en 1973, los eslabones de la cadena se puso en marcha sucesivamente. Mientras Juan Abal Medina anunció el 25 de mayo que todos los detenidos los terroristas serían liberados, actual Fiscal General Esteban Righi diseñado la futura amnistía, Rodolfo Galimberti llamado para la formación de milicias populares y Miguel Bonasso y Horacio Verbitsky trabajaban en su estrategia de comunicaciones del candidato. La liberación de los terroristas detenidos fue una promesa que Cámpora reiterado en numerosas intervenciones. Como su ministro del Interior, Righi había un papel de liderazgo en la negociación de los proyectos de ley de amnistía y el indulto. En el debate parlamentario, los diputados irresponsablemente elogiaron la acción terrorista, liberando a los detenidos sin el desarme de los terroristas. Las 164 ocupaciones de barrios, universidades, hospitales, radios y ministerios, según el cual la guerrilla intentó ganar posiciones, fue recibida con sospechosa indulgencia del gobierno, como en el conjunto de ERP-Montonero conferencia de prensa del 8 de junio de 1973, cuando líder ERP Mario Roberto Santucho propuesta que "la única solución es desarmar a la contra-revolucionario de las fuerzas armadas con las milicias populares armadas de asumir la defensa del gobierno popular", mientras que líder Montonero Mario Firmenich advirtió que iba a luchar "por todos los medios y en cualquier terreno necesario, en masa, de acción y en masa y armado de comando de acción. "

El plan criminal no se detuvo. Sólo 12 días después vino la masacre de Ezeiza Perón recrimino a  Righi en las más duras condiciones de no mantener el orden público, la denuncia de su ineficacia como "traición" y de advertencia a los que trataron de infiltrarse en el movimiento peronista que la  el trueno  llegaba como una lección para ellos.

La gravedad de los acontecimientos precipitaron la renuncia de Cámpora a Perón de ser elegido presidente por un deslizamiento de  alianzas. Dos días después los Montoneros mataron al Secretario General de la CGT José Ignacio Rucci como una manera de presionar a Perón. Un nuevo link surgido a principios de 1974 con el EPR ataque a la guarnición de Azul, Buenos Aires, que costó gobernador provincial Oscar Bidegain su puesto cuando el envejecimiento líder denunció que "los acontecimientos de esta naturaleza demuestran de manera elocuente el grado de peligro y la audacia que representan estos grupos terroristas que operan en la provincia de Buenos Aires con la evidente falta de escrúpulos de las autoridades ", las mismas autoridades las que el escritor Ceferino reato acusa de suministrar armamento y el apoyo logístico para asesinar a Rucci.

Corroborando la existencia del plan criminal, el Tribunal Federal de Apelaciones cuando la condena de juntas militares, no sólo reconoció que el país ha sufrido una guerra revolucionaria, sino también que la mayoría de los delitos de terrorismo se cometieron después de un gobierno constitucional se había iniciado.

El terrorismo de Estado cubano con ayuda de esta estrategia y se demuestra a partir de las declaraciones de ERP y Montonero sus cuadros dirigentes que recibió entrenamiento militar en Cuba, así como de los discursos del "Che" Guevara y Fidel Castro la promoción y la financiación de la expansión de las actividades de la guerrilla en todo América Latina.

Para refutar la segunda falacia, que afirma que sólo el Estado puede cometer crímenes de lesa humanidad, basta con leer el fallo Tadic del tribunal internacional en los Balcanes, que llega a la conclusión de que estos delitos pueden ser cometidos por organizaciones guerrilleras (de acuerdo con el Internacional Comisión de Derecho), sin necesariamente ser dirigidos o instigados por un grupo en permanente control de un territorio - de personas que no pertenecen a ningún Estado puede ser responsable de crímenes de lesa humanidad.

Poco después de la Segunda Guerra Mundial en virtud de la Ley de Control del Consejo de 10 de diciembre de 1945, las autoridades de Estados Unidos, continuando con la labor jurídica iniciada por los juicios de Nuremberg, condenados el industrial alemán Friedrich Flick, que se aprovechan de la situación imperante en la Alemania nazi a cometer crímenes de guerra. Este tribunal consideró que no había ninguna justificación válida para limitar la aplicación del derecho internacional a los empleados del Estado y que su extensión a los ciudadanos de a pie no era una novedad en modo alguno.

Ir en contra de todos estos precedentes, el Procurador General Righi se ha pronunciado la Resolución N º 158/08 teniendo en cuenta la prohibición de los fiscales de la guerrilla asesinatos crímenes de lesa humanidad. María Cristina Picón de Viola ha aplicado a esta resolución que se anuló por motivos de peligro de la Argentina las responsabilidades internacionales del Estado si dichos procesos están prohibidos por alguien que sí podría ser investigado por su manejo del Ministerio del Interior durante la presidencia de Héctor Cámpora. Righi viola la resolución de los parámetros establecidos en la sentencia Almonacid Arellano de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos Corte, la activación de una laguna destinadas a la obtención de la impunidad de los crímenes de la guerrilla contra la humanidad.

Juez Daniel Bejas, quien debe decidir este caso, se enfrenta a una decisión difícil, tan heroica como imprescindible para llegar a términos con el pasado con la equidad y la justicia. Él debe elegir entre la memoria y la historia, el coraje o la cobardía, la conveniencia o los valores, la justicia o la política, la jurisprudencia internacional frente a las falacias elaboradas para la guerrilla de amnistía.

Importantes medios de prensa internacionales han comenzado a interesarse por la suerte de esas víctimas de discriminación por parte de memoria, mientras que la heroica madre pide a la juez: "¿Cuáles son mis muertos para usted?


Portada